“La tarea que estamos llamados a realizar es
contribuir a hacer de este mundo un lugar mejor,
para nosotros y para las generaciones venideras”

Alessandro Mezzalira

Nuestros valores esenciales

En nuestra visión, ser una empresa sostenible se traduce en alcanzar un equilibrio ideal: es una condición que para obtenerse requiere trabajo, tiempo y un recorrido de mejora continua. 
Al afrontar este recorrido, en FITT existe una fuerte toma conciencia y una aceptación de responsabilidades, de nuestro trabajo y de nuestro impacto, como empresa y como colectivo de personas. 
Por ello, más que de sostenibilidad, preferimos hablar de responsabilidad.

Nuestro concepto de responsabilidad se basa en los principios de

Innovación

para crear productos mejores, esto es, con más rendimiento y menos impacto

Transparencia

en medir y comunicar nuestro impacto a todos nuestros partícipess

Interdependencia

nuestro planeta es un sistema que cambia mejor y más rápidamente mediante sinergias de la hilera productiva
 

EMPRESA DEDICADA AL PLÁSTICO FRENTE A EMPRESA RESPONSABLE

Es cierto, trabajamos con plástico. Pero a pesar de que esto pueda parecer una aparente contradicción, estamos convencidos de que esta actividad es compatible con ser una empresa responsable, que tiene en su centro el futuro del planeta y de nuestros partícipes.
Justamente porque nuestros productos se fabrican con plástico, el primer objetivo que nos proponemos es tener un modelo empresarial sostenible.

Nuestro recorrido de responsabilidad sigue una estrategia amplia que incluye diversas acciones y proyectos.

¿Qué hemos hecho y qué queda aún por hacer?
Hemos cambiado nuestra razón social y nos hemos convertido en una empresa «Benefit»: en nuestro estatuto, junto al objetivo de conseguir beneficios, hemos añadido el compromiso público y oficial de tener un impacto positivo en la sociedad y en la biosfera, trabajando de manera sostenible y transparente.

Somos una empresa multinacional con diversas sedes productivas en Europa y comerciales en todo el mundo y hemos decidido adoptar también referencias internacionales: por este motivo, hemos suscrito el Pacto Mundial de las Naciones Unidas. El Pacto Mundial es una red internacional que une gobiernos, empresas, agencias de Naciones Unidas, organizaciones sindicales y de la sociedad civil a fin de promover una economía global sostenible, respetuosa con los derechos humanos y laborales, la protección del medio ambiente y la lucha contra la corrupción.

El 25 de septiembre de 2015, la Asamblea General de Naciones Unidas, en la cual participaron más de 150 líderes provenientes de todo el mundo, adoptó la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible, que se articula en 17 objetivos – los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).
Siguiendo la agenda de los 17 objetivos concretados por la Organización de Naciones Unidas, hemos seleccionado 7 objetivos que para nosotros son fundamentales: gracias a nuestro compromiso hasta hoy hemos contribuido ya a algunos de estos, mientras que en el futuro nos dedicaremos a los otros.

ENTORNO

Nos comprometemos a realizar productos de vanguardia, poniendo a disposición del mundo las mejores innovaciones tecnológicas, con mayor rendimiento, en el campo de la conducción de fluidos; quizás una de las más grandes invenciones del ser humano, presente hoy en todos los aspectos de nuestra vida.

Para nosotros la idea de trabajar con el plástico de manera responsable no es una utopía.

Deseamos invertir en innovación, medir científicamente el trabajo y adoptar un enfoque de hilera productiva que, al implicar de manera proactiva a todas las personas según el paradigma de la interdependencia, tenga como objetivo minimizar los impactos negativos a lo largo de todo el ciclo de vida de los productos.

  • Applichiamo le linee guida dell’Ecodesign con un approccio “cradle to grave” tenendo conto degli impatti ambientali su tutte le fasi del ciclo di vita dei prodotti, dall’estrazione delle materie prime fino alla fase di fine vita 
  • Abbiamo iniziato un percorso di analisi degli impatti che le nostre attività hanno sull’ambiente, tramite una serie di LCA (Life Cycle Assessment) che ci permettono di avere una mappatura scientifica degli impatti dei nostri prodotti e di individuare le aree di miglioramento

  • Nuestras plantas productivas en Italia utilizan energía proveniente de fuentes renovables.

  • I nostri fornitori sono parte attiva del nostro percorso: sono coinvolti direttamente nelle fasi di reperimento di informazioni per il calcolo degli LCA di prodotto e a loro chiediamo di sposare il nostro impegno collaborando per un business sostenibile 

ASPECTOS SOCIALES

FITT no es solo una empresa fabricante, es una comunidad de empresas: un millar de personas que todos los días vive y trabaja juntos —por elección— y con principios y valores compartidos. La cultura de participación es la modalidad en la que se cimienta nuestra manera de hacer empresa, ya que hoy una organización existe y escribe su futuro con la participación y el compromiso de todos los que forman parte de esta.

 

  • El bienestar de las personas es un elemento clave de nuestra estrategia empresarial con una especial atención a los temas relativos al bienestar empresarial
  • Hemos adoptado el smart working como modelo de organización para un mejor equilibrio de la vida laboral y personal
  • Dentro de la óptica de una formación continua, hemos adquirido una plataforma de e-learning

 

GOBERNANZA

Invertimos en la creación de una verdadera cultura empresarial estableciendo un comité interno de sostenibilidad que guiará nuestra transición responsable utilizando los recursos empresariales para afrontar cualquier aspecto e impacto de la responsabilidad de la empresa.

  • Conscientes de que un desarrollo sostenible y responsable no se puede alcanzar solo con nuestras fuerzas nos comprometemos en un recorrido de transparencia y sinergia con nuestros proveedores
  • Para conocer los temas socioambientales más importantes para nuestros partícipes, internos y externos, hemos recurrido a la matriz de la materialidad, un instrumento utilizado que implica y consulta de manera proactiva los varios grupos de interés

Los principios éticos generales y las reglas de conducta que la Empresa y las Personas de FITT aceptan, comparten y apoyan

Después del recorrido de recogida y concreción de los valores de la empresa, en el que se han elegido 5 – Respect, Responsibility, Think Positive, Be Brave y Teamwork – realizado con la participación de 500 colaboradores, mediante un proceso compartido de abajo hacia arriba, siguiendo el lema de una verdadera cultura participativa, hemos sentido la necesidad de formalizar los valores en los que nos reconocemos, de manera que cada vez que tengamos que tomar una decisión, recordemos claramente que no solo están en juego nuestros intereses, derechos y deberes, sino también los de los otros.

Nace así nuestro Código Ético, que recoge los principios éticos generales y las reglas de conducta que la Empresa y las Personas de FITT aceptan, comparten y apoyan ante los diferentes partícipes para constituir y mantener relaciones de elevado nivel a largo plazo con todas las partes interesadas.

Nuestro Código Ético no es solo una implementación del Decreto Legislativo 231/2001, sino que para Nosotros es un instrumento de responsabilidad social de empresa y un vehículo para aprovechar nuevas oportunidades de crecimiento.

Al aplicar nuestro Código Ético a nuestro trabajo diario, nosotros en FITT, sin distinciones o excepciones, uniformamos nuestras acciones y nuestros comportamientos con los principios y los contenidos del Código, asegurando un crecimiento sostenible y difundiendo una verdadera cultura de la responsabilidad y la integridad.

Los destinatarios de nuestro Código Ético son los Administradores, los Gestores de cuentas, los Dirigentes y los Colaboradores de FITT así como todos los que, directa o indirectamente, de manera estable o temporal, instauran con FITT vínculos y relaciones, cada uno en el ámbito de sus funciones y responsabilidades.

Estos vínculos deben establecerse en un contexto ético, de protección de la persona, de respeto y apertura al diálogo, de integridad y transparencia, en el respeto de la competencia leal, de la seguridad y salud en los lugares de trabajo y de la protección del medio ambiente.

Como expresión de un sistema de valores compartido, el Código Ético orienta e ilumina nuestro pensamiento estratégico, la elección de nuestros comportamientos y la valoración de los de las otras personas, y consigue unir la esfera moral con la de gestión, las responsabilidades individuales y las de la empresa, la esfera personal y la colectiva.