La ‘Fontana dei Bambini’ di Vicenza: un luogo del cuore che torna alla comunità
La ‘Fontana dei Bambini’ di Vicenza: un luogo del cuore che torna alla comunità
La ‘Fontana dei Bambini’ di Vicenza: un luogo del cuore che torna alla comunità
La ‘Fontana dei Bambini’ di Vicenza: un luogo del cuore che torna alla comunità
La ‘Fontana dei Bambini’ di Vicenza: un luogo del cuore che torna alla comunità
La ‘Fontana dei Bambini’ di Vicenza: un luogo del cuore che torna alla comunità
La ‘Fontana dei Bambini’ di Vicenza: un luogo del cuore che torna alla comunità

Ayer se celebró la ceremonia para la devolución a la comunidad de la ‘Fuente de los Niños’ en el espléndido emplazamiento de Contrà Garibaldi, en el centro de Vicenza.

Un evento, al que ha asistido también nuestro CEO Alessandro Mezzalira, que marca la finalización de la intervención de recuperación y reacondicionamiento de conservación de la fuente, y permite devolver a la obra del conocido artista Nereo Quagliato su aspecto y funciones originales.

Son muchos los vínculos que la familia Mezzalira tiene con esta obra: en primer lugar Rinaldo Mezzalira ha sido uno de los promotores de la fuente, que en su momento supuso una importante acción para recuperar y añadir valor a un punto en el centro de Vicenza que constituye el preludio a la Plaza de la Basílica; en segundo lugar porque la decoración escultórica de Nereo Quagliato, gran amigo de Rinaldo, representa una de las máximas expresiones de arte del territorio de Vicenza del siglo pasado.

Y es justamente el vínculo con el territorio -formado por respeto y cuidado, participación y sentido de la responsabilidad- que desde siempre anima la manera de hacer empresa de FITT, el que nos ha llevado a tener un papel activo y de apoyo a la administración municipal en este proyecto de recuperación.
FITT ha aportado fondos para sufragar los costes de mantenimiento de la fuente durante los próximos seis años.  

Un gesto de restitución al territorio de Vicenza y a la comunidad con los que FITT está muy vinculada, un gesto de protección del presente útil para escribir juntos el futuro, como testigo del hecho que la responsabilidad no es de la persona, sino de la colectividad y de cada uno de nosotros.

Un ejemplo de la sinergia de alto valor entre público y privado, en favor de un monumento simbólico de la ciudad, que contribuye a un recorrido de construcción compartida cada vez más amplio donde la economía se une con la atención a los temas sociales y medioambientales desde la óptica de un desarrollo sostenible.