Cercana desde siempre a la Fundación Ciudad de la Esperanza, organización sin ánimo de lucro que trabaja para asegurar la salud y el bienestar de los niños que luchan contra enfermedades graves, FITT ha participado con alegría en la importante meta de los 25 años del nacimiento.

Ciudad de la Esperanza destina cada año 700.000 euros al diagnóstico avanzado de la Clínica de Oncohematología Pediátrica de Padua, centro de referencia nacional para el diagnóstico de la leucemia, reconocido por la Asociación Italiana de Hemato-oncología  Pediátrica (AIEOP). La Fundación ha realizado y apoya el Instituto de Investigación Pediátrica Ciudad de la Esperanza, el mayor centro de investigación europeo en este ámbito, que trata las patologías pediátricas bajo diferentes aspectos para multiplicar las posibilidades de éxito en términos de nuevos descubrimientos.

La velada de solidaridad, que se celebró el pasado 30 de noviembre en Thiene (VI),  ha supuesto un gran encuentro artístico que retomaba la historia del Principito, con el objetivo de recoger fondos destinados a las actividades de la Fundación, pero también con la intención de ofrecer a la ciudad un espectáculo que haga soñar y reflexionar.

Apoyar a empresas caracterizadas por determinados valores y por su compromiso social es un gesto de restitución importante para FITT, que al implicar a todos sus colaboradores expresa el sentido de participación y de responsabilidad para con su territorio, y cumple el compromiso establecido con sus valores de empresa y de comunidad de personas.