La atención constante que FITT siempre ha dedicado a las personas que trabajan en la empresa ha sido reconocida también por Itqf, siglas del Instituto Alemán de Calidad y Finanzas que, en colaboración con la publicación Affari&Finanza, que ha llevado a cabo un estudio sobre las mejores empresas en Italia, seleccionando las 300 compañías “TOP JOB – ITALY’S BEST EMPLOYERS 2021/2022”. El estudio, basado en el método del Social Listening Index, ha recogido en 12 meses más de 1 millón de publicaciones en línea (en redes sociales, blog, foros, portales de noticias o vídeos, entre otros) que contienen referencias a las 2.000 empresas analizadas.

El análisis se ha realizado mediante la inteligencia artificial para trazar cualquier publicación de usuarios, el tono y el modo en que la incluye (positivo, negativo y neutro). El método de este Instituto, que forma parte del grupo Hubert Burda Media, líder en la fidelización de capital humano en los países de idioma alemán, se ha probado con éxito desde hace años en Europa.

El resultado de la investigación, que ha llegado a la cuarta edición, es la clasificación TOP JOB - Best Employers 2021, que ofrece una imagen nítida de la aceptación de las mejores 300 empresas del país.

Entre los aspectos analizados se incluyen el clima de trabajo, el desarrollo profesional, las perspectivas de crecimiento, la sostenibilidad y los valores de la empresa. No basta con resultar brillantes en uno solo de los aspectos analizados: en la valoración se tienen en cuenta cada una de las dimensiones.

​«Este reconocimiento supone una prueba de que nuestro compromiso para garantizar una elevada calidad de la vida de la empresa ha sido valorado positivamente por nuestros empleados y por todos los participantes.» – afirma Alessandro Mezzalira, CEO de FITT - «Estamos orgullosos de formar parte de esta clasificación basada en la reputación en línea: esto nos estimula a proseguir con los proyectos realizados con intención de mejorar la manera cómo los colaboradores viven la empresa. Un ejemplo de lo que es la activación del trabajo ágil y del cambio cultural que comporta, caracterizado por la flexibilidad y la autonomía en la elección de los espacios, de los horarios de trabajo y de los instrumentos que utilizar ante una mayor responsabilización sobre los resultados. Que aún mucho por hacer, pero este análisis nos dice que estamos en el camino correcto. »

La política ha entrado en vigor el 18 de octubre y tiene una valencia por tiempo indeterminado: en una semana de 5 días de trabajo, los colaboradores de FITT que llevan a cabo tareas compatibles con el smart working, pueden trabajar 3 en casa, o desde otro lugar adecuado y según las normas establecidas, incluso en los nuevos espacios públicos de trabajo compartido.

Favorecer el equilibrio entre la vida laboral y la privada de los colaboradores es, sin duda, el objetivo primario de la nueva política de smart working: a esto se añade infundir una mayor autonomía y responsabilidad en el trabajo diario, aumentar la eficiencia y la productividad y, finalmente, aumentar la satisfacción y la atracción de la población de la empresa.